Cargando...

Descripción

Igual que sus dueños superhumanos, los perros de Batman y Superman, además de convenientemente uniformados, se echan un cable, sobre todo cuando hay peligrosos cristales de Kryptonita involucrados.